Vivimos tiempos difíciles en los que las personas nos encontramos, en muchas ocasiones, rodeados de necesidades de tipo emocional, de una oreja que nos escuche, de una mano que nos acaricie o una boca que nos dé sosiego; y por eso escribí mi tercer libro Inteligencia Emocional para torpes.
Y, en esa vorágine de emociones, han llegado las redes sociales para instaurarse en nuestras vidas.
No obstante, quiero hacer un llamamiento desde aquí para aquellas personas que hacen un uso indebido de ciertas redes sociales, como Facebook, o Linkedin o Twitter.
Hay redes sociales destinadas a las relaciones personales íntimas, de ligue y amistad privada. Y, esas redes sociales no son las que he mencionado anteriormente. Por tanto ¿qué le hace pensar a una persona que voy a utilizarlas para ese fin cuando en ninguna de mis exposiciones en las mismas hago referencia a ese hecho?
Me parece correcto que haya gente que las utilice para ligar, o para conocer gente de forma íntima. Pero, a mi modo de ver se están perdiendo los papeles en dichas redes sociales, ya que se está realizando un uso indebido de las mismas.
No deberíamos de perder la educación escribiendo a alguien a quién realmente no conocemos mensajes inpropiados a través de las redes sociales o utilizando el whatsapp, o llamamándole a cualquier hora de la noche, si esa persona no nos ha autorizado para hacerlo porque de esta forma producimos un efecto contrario en la persona que recibe el mensaje o la llamada.
Pido desde aquí un poco de coherencia, respeto y sentido común para la privacidad de las personas que utilizamos estos medios de forma profesional, y nos vemos bombardeadas a diario por gente que solo pretende ligar o pasar el tiempo muerto, cubriendo su aburrimiento.
Las redes sociales son necesarias y muy buenas si se saben utilizar con respeto y educación. Pero, también pueden ser un medio negativo si perdemos el sentido común, y molestamos a las personas con mensajes que no proceden según el perfil de cada uno.
Quiero dejar claro que, en mi caso en particular, necesito conciliar mi vida personal con la profesional, y que no contesto a mensajes privados, y mucho menos a llamadas, por la noche; a no ser que sea por una urgencia de alguno de mis clientes; los cuales tienen bien claro los términos de nuestra relación contractual. Dicho esto, agradezco cada mensaje de carácter profesional que me envían.
Un coach está para ayudar a las personas y esa debe de ser su labor. Pero, pido por favor un poco de seriedad y sentido común en las redes sociales a la hora de hacer uso de ellas.
Si alguien necesita de mis servicios de Coaching o Ayuda personal, le ruego se ponga en contacto a través de mi correo electrónico info@beatrizvilas.es y yo le atenderé a la mayor brevedad posible. Pero, por favor, utilicen estas redes sociales para temas serios y no para ligar o molestar a las personas, pues esto último impide que podamos realizar bien nuestro trabajo.
¡Muchas gracias y Feliz día a todos!

Beatriz Vilas