¡Soy una perennials!!!, ¿Y qué significa eso?, te preguntarás….

Pues bien, una perennial es una mujer que paró su reloj a partir de los 40 y se dio cuenta que podía seguir siendo, guapa, independiente, activa, estar al día, aunque el reloj del tiempo le marcara que ya había superado los 40 añitos.

Hace unos días cumplí 45 años y mi querida cuñada, que solo tiene uno menos que yo me preguntó:

– ¿Por qué dices tan orgullosa que tienes ya 45 añitos?.

–  Porque estoy contenta de poder contarlo y que la salud me haya respetado a mi y a los míos en

estos años.

“Realmente eres distinta”, exclamó dándome un abrazo.

Y es verdad, me considero “distinta” a la media de las mujeres que piensan que, pasada una edad debes de quedarte a esperar a que tus hijos se hagan mayores y te den nietos y que ya no debes llevar escotes, ni faldas cortas, ni el pelo tan largo.

Para mi esos tiempos ya pasaron a otra vida. Obviamente reconozco que no tengo ya 20 primaveras, “Dios me libre de volver a esa época”, pero tengo la necesidad de estar activa, de sentir que el tiempo no es una limitación en ningún sentido y que la edad, solamente me ha traído muchas experiencias y muchas ganas de vivir para no volver a repetir los errores que he cometido hasta ahora.

Una perennial  es una mujer que se adapta a las nuevas tecnologías y que sabe de la importancia de estar informada, al día y que sabe valorar su tiempo, puesto que ya sabe que éste es ORO.

Ya no lo pierde con quien no le interesa y lo pasa con las personas a las que valora realmente. Tiene claro que su vida es un cambio constante y tiene que adaptarse a esos cambios, desde muertes hasta separaciones, pérdidas de trabajo ó el abandono del nido materno.

Como las hojas de los árboles perennes, no se marchita con el tiempo, sino que brilla con los años, o con el photoshop si hiciera falta en su perfil de facebook o linkedin. Porque una perennial, no para de formarse continuamente, todos los años se hace un curso de algo, para estar actualizada y se cuida física, emocional y espiritualmente.

Elimina los ladrones del tiempo de su vida y los emocionales que tanto daño le han hecho hasta llegar aquí y se adapta continuamente a las nuevas generaciones, aunque no comparta muchas de las cosas que ve, las acepta y sigue avanzando.

Yo soy una perennial ¿y tú?.

Si te interesa el tema, este jueves, como cada semana, escribiré un artículo en www.mallorcadiario.com sobre el tema, ¡no te lo puedes perder!